Todos los diseños están confeccionados totalmente a mano. Comienza con el corte del papel, en el proceso de doblaje, el papel es tratado para que sea impermeable y duradero, con forro adhesivo,  acrílico, no toxico y 100% reciclable y  no contiene fosfatos. Los papeles son doblados uno a uno y enlazados para formar tiras del tamaño deseado.

    

Para unir las tiras se cosen a mano con hilo de nylon de gran resistencia. Las cremalleras también van cosidas a mano. Las correas y cadenas se ponen de modo artesanal con broca y martillo.

 

El forro interior  hecho con telas de calidad se cose a la cremallera antes de unirlo  al bolso. Cada bolso y carteras es único, no pueden haber dos iguales. Lo que hace de ellos un producto exclusivo y con una terminación muy cuidada. Las asas del bolso de mano son de piel al igual que las tapas, también hecho artesanalmente.

 

 

Agregar comentario